Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Necronomicón (Finlay)
Miér Ene 25, 2012 11:38 am por Helena Petrova Lemacks

» { # Registro de Avatar }
Lun Ene 23, 2012 9:44 pm por Antonia Fyodorov

» ORGANIZACIÓN, CAMBIOS Y DEBATES CONCRETOS (?)
Mar Ene 10, 2012 1:57 pm por Mai O' Conner

» MAI HA VUELTO! (mas o menos)
Lun Ene 09, 2012 3:25 pm por Mai O' Conner

» And I will love you, baby - Always And I'll be there forever and a day <3
Miér Dic 28, 2011 11:12 pm por Mai O' Conner

» Aneliz Dunca Cronologia <3
Miér Dic 28, 2011 8:19 pm por Aneliz Duncan

» Aneliz Dunca Cronologia <3
Miér Dic 28, 2011 8:19 pm por Aneliz Duncan

» Aneliz Jane Duncan Collins
Miér Dic 28, 2011 4:45 pm por Mai O' Conner

» Kisha Lain
Lun Dic 26, 2011 1:47 am por Samantha L. Parker

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 47 el Jue Ago 11, 2011 7:05 pm.
Foro Hermano Image and video hosting by TinyPic
ROL4US
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic ● əαϯᴉᴻᴳ ơʋʇ ● PIRATAS DEL CARIBE ROL Image and video hosting by TinyPic Live Your Dream Now Rol! https://2img.net/h/i1198.photobucket.com/albums/aa453/sparskfly/30x75.gif http://i55.tinypic.com/ri81he.png People Lives Famous https://2img.net/h/i1198.photobucket.com/albums/aa453/sparskfly/30x75-2.gif http://i52.tinypic.com/2v850ut.png TokyoKiseki Atlantisl Advanced Potion Teatro de los Vampiros Foro rol Vista Oceano Image and video hosting by TinyPic
Compañeros

Again { Tim }

Ir abajo

Again { Tim }

Mensaje por Audrey J. Schneider el Dom Mayo 29, 2011 4:19 pm

- Linda enserio que cada vez se me hace más difícil sacarte de aquí si sigues buscando problemas por donde andes -la voz del oficial Scotfield sonaba mucho más que monótona y cansina - Yo diría que los problemas me buscan a mi - dijo entre dientes balbuceando las palabras a medida que las pisadas de sus botas militares resonaban sobre el piso de concreto de la cárcel. Solía frecuentar el lugar mucho más de lo que la mayoría de personas pensaba o imaginaba, por alguna razón cada disturbio público en Oxforshire tenía el encabezado Audrey Schneider sobre el. Sus pupilas seguían un tanto dilatadas de la cocaína que había ingerido hacía unas pocas horas, y su roba se encontraba un tanto andrajosa del revuelo. Esta vez no fue ni posesión de drogas, ni fomentar disturbio publico, manejar ebria, en lo absoluto la arrestaron por agresión bajo estado alcohólico que ella reclamaba que era lo mismo que el segundo nombramiento mas decían que era distinto. Bufó mientras sentía que las esposas le maltrataban las huesudas muñecas.

- Te dejaremos ir sin pagar fianza por esta ocasión - dijo el oficial mirándola con severidad, su mirada parecía la de un padre preocupado. Se mordió la lengua pensando que ella jamás en su vida había logrado recibir semejante mirada del muérgano que le había dado la vida, su registro de amor paternal se limitaba a los morbosos toques sin conciencia alguna. Apartó aquellos recuerdos tratando de concentrarse en la dosis de droga que aún corría por su torrente sanguíneo y la desinhibía. - ¿Señorita Schneider? - la voz del oficial se escuchaba distante - ¿Ah?- el hombre negó con la cabeza en desacuerdo - Le decía Srita. Schneider que no puede irse por cuenta propia en ese estado, llame a un pariente o algún amigo - le indicó el teléfono al fondo de la estación camino arrastrando los pies, tambaleándose ligeramente se apoyó contra la pared pensando en alguien que no fuera a echarle el sermón del año por estar otra vez arrestada, o que no se diera un susto de muerte como Claudia lo haría, Tim parecía su mejor elección. Marcó el número en el anticuado teléfono, este mandó a buzón- Hey habla Audrey, ando en la estación de policía, si se te antoja venir a recogerme por acá ando, Bai? - no era precisamente un canto gregoriano pero bastaba para que entendiera que no podría sacar su trasero de aquel lugar sin él. Se sentó en una de las sillas mirando a la nada, no le quedaba más que esperar.



Audrey J. Schneider #}

What have I become? My sweetest friend,
Everyone I know goes away in the end ,
And you could have it all, My empire of dirt
I will let you down , I will make you hurt .
Watch the Ladies say "Guantanamera"♪:

avatar
Audrey J. Schneider

Mensajes : 376
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Again { Tim }

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 30, 2011 4:23 pm

Agua. Sí, aquella tan conocida sustancia que recubría una gran parte de la superficie terrestre, y que en ese momento se encontraba rodeando a Tim. Al parecer, el castaño estaba sumergido en una especie de piscina de forma circular, de la cual no se podía salir, excepto por la parte de arriba. Drake contempló su alrededor por unos segundos y, después de ello, intentó ascender con rapidez hasta la superficie, pero, cuando sólo le faltaban unos metros para poder sacar su cabeza fuera del agua, se detuvo. No porque él quisiera, sino porque algo le sujetaba. Timothy miró hacia abajo y recién entonces reparó en la fuerte presión que ejercía una cadena de considerable espesor sobre su tobillo izquierdo, imposibilitándole todo tipo de huída. Mas él no iba a desesperarse, no, eso sólo servía para acortar el espacio que una persona puede permanecer sin respirar, algo así como dos minutos, en el caso de Tim. De esta manera, el joven descendió todo lo que pudo e intentó forzar la cadena, en un vago intento por liberarse, no obstante, el esfuerzo fue en vano. El metal era demasiado resistente como para que el escuálido muchacho pudiera quebrantarlo, por lo que, se dedicó a buscar algo que pudiera falsear la cerradura de la cadena, permitiéndole abandonar el cilindro cristalino. Sin embargo, no había nada que pudiera utilizar, salvo un pequeño trozo de coral, pero tampoco podría partirlo sin sufrir algún tipo de herida, por ende, no funcionaría. A todo esto, su cuerpo comenzaba a experimentar una serie de espasmos, producto de la interrupción del proceso respiratorio, los pulmones se contraían una y otra vez y el corazón aminoraba el ritmo de su palpitar conforme los segundos transcurrían. El muchacho no tenía salvación, estaba condenado a la muerte. Sin embargo, un instante antes de que su corazón se detuviese por completo, despertó. Exaltado y algo mareado, parpadeó varias veces, hasta que logró convencerse de que no había sido más que un sueño. Luego, observó su cuerpo, el cual estaba completamente cubierto por diminutas gotas de sudor, oscilante. La experiencia, después de todo, había sido mucho más real que cualquier otra pesadilla que hubiera tenido, algo curioso, obviamente.

Sentóse en la cama y apoyó su cabeza en la superficie que conformaban las dos palmas de su manos permaneciendo en aquella posición por un minuto entero, hasta asegurarse de que su cerebro se recompusiese de la desgarradora sensación de ser ahogado. Una vez listo, hizo tronar su cuello y escrutó los alrededores del cuarto donde se encontraba. Dicha habitación no le resultaba familiar, lo que demostraba sin lugar a dudas que esa era la primera visita aquel lugar. Las paredes eran de un extraño color amarillento, adornadas por cuadros y dibujos que demostraban claramente el talento de su autor; había sólo dos muebles excluyendo la cama, un sofá de una pieza y un discreto escritorio que entorpecía el deambular. Además, una ventana de dimensiones despreciables suponía la única entrada de luz, dejando la mayor parte del cuarto a obscuras.
Tim frunció el ceño y se volvió sobre su eje, con el fin de conocer quién era su compañía. A su lado, adormilando apaciblemente, yacía una joven de cabellos tan negros como la noche, de piel tersa y agradable al tacto, sin ropa alguna. La muchacha se encontraba boca abajo, imposibilitando la visión de su rostro completo. Drake sonrió y, con el dedo índice, recorrió la desnuda espalda de la joven, cuyo nombre no recordaba. En efecto, tal y como lo había supuesto Tim, su epidermis era de lo más suave y delicada, como la seda. Pero no había tiempo para juegos, a juzgar por la luminosidad que atravesaba el vidrio de la abertura, eran pasadas las doce, y Timothy no podía perder más tiempo.
Por ende, analizó con la mirada la penumbra del cuarto hasta encontrar sus ropas, las cuales se encontraban prácticamente dentro del cuarto de baño. Allí, se vistió con la velocidad y gracilidad que lo caracterizaba y se marchó del lugar.

Caminó unos cuantos metros, ensimismado en sus pensamientos hasta que notó que su móvil vibraba escandalosamente en el interior del bolsillo de su pantalón. Trató de cogerlo y responder, pero no hizo a tiempo, por lo tanto, la llamada fue redirigida al buzón de voz. Estando consciente del hecho, aguardó unos minutos y luego accedió a la casilla de mensajes. Había tres. Presionó una tecla y el primero de ellos dio inicio. Su amigo le imploraba que lo acompañara a una fiesta, la cual había tenido lugar la noche anterior.


-Demasiado tarde Mark, tenía mejores planes.- Pronunció para sí y borró el mensaje, dando lugar al segundo.

Éste, de parte del mismo Mark, era una serie interminable de insultos y baldones en más de un idioma, que lo hacían responsable del fracaso de su amigo. Tim sonrió y se prometió a sí mismo devolverle la llamada, pidiéndole disculpas, más tarde.
El último era, indudablemente, el más peculiar de todos. No por el contenido del mensaje, sino que por el responsable del mismo, Audrey. La muchacha de ojos extraordinariamente atractivos había dejado de llamarle hacía unas semanas atrás, por cuestiones que no vienen al caso, y, como Tim era en parte culpable de aquella acción, había decidido no presionarle. No obstante, la morocha pedía ahora que fuera a recogerla a la estación de policía, lo que no era nada inverosímil teniendo en cuenta las actitudes y el carácter explosivo de Audrey, pero lo que sí era extraño era que se lo estaba pidiendo a él.
Incrédulo, el castaño apresuró la marcha y se dirigió a la jefatura lo más rápido que pudo, por la ruta más directa posible. En cuestión de cinco minutos Tim había arribado y un gordinflón que vestía las clásicas ropas de un oficial de la ley le estaba rogando que controlara a su amiga. ‘‘Claro, cómo si fuera posible’’ Pensó Drake para sí, puesto que la enanita era impredecible y dominarle constituía sencillamente una utopía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Again { Tim }

Mensaje por Audrey J. Schneider el Mar Mayo 31, 2011 7:12 am

Mordía de manera nerviosa sus uñas con sus dientes. Miraba de un lado al otro en la estación desesperada de aquel acinamiento al cual era sometida, le asfixiaba aquella sinuosa sensación de ser cortada de la libertad que poseía. Aquella idea le hacia entrar en pánico, era insoportable en medidas inimaginables. De los escasos logros que poseía en su vida uno era la autonomía e independencia que había ganado con sudor, sangre, esfuerzo y uno que otro golpe cuando tenía que ensuciarse las manos un poco para ganar dinero fácil. Fueron medidas desesperadas por poder mantener a Claudia ya que su pago como mesera no abastecía la manutención de ambas. Por aquellas medidas aun tenía ciertas cicatrices como recuerdo del lugar al cual no pensaba regresar.

Tan solo cuando considero la idea y un brote de histeria desaforado nacía en ella. Mordió la manga de su chaqueta de cuero con disimulo mientras se tranquilizaba considerando la idea que comenzaba a convertirse en claustrofobica además de muchos de sus atípicos temores y manías. Cuando comenzó a pensar que Tim estaría tirado en algún bar, en alguna calle con el móvil en su casa se resigno a estar allí por el tiempo que fuera, no parecía que algo fuera a cambiar. La puerta de la estación crujió dándole a saber que alguien entraba, su mirada se topo con la de Tim que aparentemente, estaba de lo mas de tranquilo e indiferente. El jefe Scotfield le dio ciertas "recomendaciones" y le imploro que por favor la controlara un poco que entre todos parecía una enorme broma.

Una vez terminada la charla y el papeleo, en cual ninguno le dirigió la palabra al otro, Audrey se limito a disfrutar los retos de droga que corrían atravez de su torrente sanguíneo que comezaban a disiparas dando paso al enorme martilleo incesante en su cráneo producto de la migraña que le proseguía. Caminaban por la calle, ella solía mirarlo de reojo, pero el chico de los rizos cobrizos parecía no inmutarse ante nada - Había unas lesbianas en el bar - canturreo pero no recibió nada -[color:13df=mediumpurple-] y un tipo que inhalaba cocaína de su barba- habían detalles como estos que evidenciaban la carencia de habilidad social que poseía la chica, pero Tim aun parecía no escuchar absolutamente nada. Bufo entre dientes - Había un perro Tim, un perro con tapapezones con lanzallamas que decían amo a Timothy Drake - golpeo la palma de su mano contra su frente mientras daba un pesado suspiro, aquello era inútil.



Audrey J. Schneider #}

What have I become? My sweetest friend,
Everyone I know goes away in the end ,
And you could have it all, My empire of dirt
I will let you down , I will make you hurt .
Watch the Ladies say "Guantanamera"♪:

avatar
Audrey J. Schneider

Mensajes : 376
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Again { Tim }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.